Home / Artículos / Hipérico







El Hipérico, también conocido como hipericón, corazoncillo, corazón de ciervo, hierba del agua, hierba de la sangre, hierba de las heridas o hierba de San Juan, es una planta arbusto muy común en los terrenos de baja y media altura. Podemos encontrarlo prácticamente en toda Europa, China, Australia, Norte de África, América… Para reconocerlo basta con aplastar entre los dedos alguna de sus hojitas, el hipérico nos deja una mancha en la piel con su savia anaranjada.

 

En la Edad Media se utilizaba como antibiotico en las heridas de guerra (por esa razón se llamaba hierba de la sangre, hierba de las heridas), en formato de emplasto con hojas machacadas.

 

En día de hoy es conocido principalmente por se un potente antidepresivo por la presencia de la hipericina que le otorga propiedades antidepresivas en los casos de depresión leve. En los casos de depresión aguda la hipericina parece no tener efecto.

 

La hipericina actúa en el organismo de una forma muy similar a como lo hacen las drogas de síntesis (sin presentar contraindicaciones e inconvenientes). Ideal para combatir la depresión otoñal o depresión estacional.

 


 

Entre los principios activos de la planta podemos encontrar:

  • Ácidos: ascórbico, palmítico y esteárico (en la planta)
  • Aceites esenciales: cineol, cariofileno, pineno
  • Minerales: cadmio, plomo (en las hojas)
  • Hipericina (en la planta)
  • Hiperforina (en la planta)
  • Quercetina (en la planta )
  • Rutina (en la planta)
  • Limoneno (en la planta)
  • Flavonoides (en la flor)
  • Taninos (sobretodo en la flor)

 

 

No deben tomarse preparados de hipérico durante el embarazo.

– Ideal como antidepresivo para depresiones leves y ansiedad. En Alemania se prescribe mucho.

– El hiperico es un digestivo, facilita la digestión y elimina el acidéz gastrica. Se utiliza en tratamientos contra el ulcera gástrica, diarreas y vómitos.

– Es un tónico reparador del sistema nervioso. Su uso prolungado se ha demonstrado eficaz para reparar el sistema nervioso (4-6 meses de tratamiento). Lo más positivo es que no tiene contraindicaciones y es 100% natural. No deja toxinas en la sangre y el hígado se mantiene sano, a diferencia de los analgésicos de síntesis.

– Puede ayudar a combatir la incontencia infantil.

– Es un analgésico muy eficaz para dolores de tipo reumáticos, como artritis, cíatica, lumbalgia, etc…

– El hipérico se utiliza en tratamientos para la fibromialgia.

– Normaliza la menstruación en casos de irregularidad.

– Favorece la cicatrización de heridas, cortes, quemaduras…

– El hipérico favorece problemas de circulación periférica como las hemorroides y las varices, gracias a los taninos.

– Es un potente sedativo por calmar los nervios.

– Se puede utilizar como cosmético natural para el cuidado del rostro y de las cutis, aprovechando sus propiedades astringentes, antisépticas y cicatrizantes

 


Expresa tu opinión sobre el artículo "Hipérico" con un voto: